Skip to content
Presupuesto Gratuito

Cargar tu coche eléctrico con energía solar es posible

Desde hace mucho tiempo, reducir la contaminación ha ido ligado a cómo utilizamos los medios de transporte. Coger el autobús, andar o ir en bicicleta siempre han sido las mejores soluciones al respecto. Sin embargo, la tecnología ya nos ofrece la posibilidad de seguir conduciendo y, además, que sea de forma sostenible.

La energía eléctrica, mucho más barata y menos contaminante que los tradicionales carburantes, ha ido haciéndose eco poco a poco entre las empresas hasta que ha llegado el momento de los coches eléctricos

¿Qué es un coche eléctrico?

Los coches eléctricos son vehículos que utilizan uno o varios motores eléctricos para impulsarse. En lugar de llenar un depósito de gasolina o gasoil, estos coches utilizan baterías de alta capacidad para almacenar la energía eléctrica necesaria para su funcionamiento. Es más, no emiten gases contaminantes (si la electricidad que utiliza proviene de energías renovables) ni generan contaminación acústica (ya que son vehículos silenciosos).

Hoy en día, los factores de sostenibilidad, bajo coste de energía eléctrica y la evolución de la tecnología en el campo, han provocado que muchas de las personas que se plantean comprar un coche nuevo ya opten por esta versión.

La electricidad proveniente de una instalación fotovoltaica es la más acertada para recargar estos vehículos, ya que se trata de energía completamente limpia que no contamina.

¿Cómo funcionan los coches eléctricos?

Como se ha mencionado anteriormente, los coches eléctricos están equipados con una o varias baterías con mucha capacidad de carga. Para que este vehículo tenga un correcto funcionamiento, necesitará:

  • Un motor eléctrico que transforme la energía eléctrica en energía mecánica para impulsar el coche.
  • Una batería con suficiente capacidad para disponer de una gran autonomía.
  • Un transformador que convierta la corriente alterna que se les suministra a las baterías en la corriente continua que estas almacenan.

Tipos de cargadores que existen

Actualmente, existen cuatro tipos de cargadores eléctricos:

  1. Cargadores básicos. Son los más básicos y necesitan alrededor de 8 horas para completar una carga completa. Tienen una potencia eléctrica de 3.7 kW.
  2. Cargadores semi rápidos. Estos cargadores necesitan entre una y tres horas para completar la carga. Tienen una potencia que oscila entre los 7.4 kW y los 22 kW.
  3. Cargadores rápidos. Solamente necesitan entre 20 y 30 minutos para cargar el 80% de la batería. Tienen una potencia de 50 kW.
  4. Cargadores ultrarrápidos. Tienen una potencia de carga de hasta 300 kW.

En Svea Solar disponemos del cargador Wallbox Pulsar Plus, cuyas características son:

  1. Tiene la posibilidad de conectarse a un dispositivo Wi-Fi o Bluetooth y utilizar la aplicación para un control más fácil de su carga.
  2. Admite una carga hasta de 22 kW, permitiendo cargar el coche unas 10 veces más rápido y seguro que con una fuente de alimentación corriente.
  3. Tiene unos niveles de protección IP54 e IK08, es resistente al agua y debe limpiarse por dentro y por fuera.
  4. Viene con 3 años de garantía.
  5. Añadiendo un medidor de potencia, es posible cargar el coche con la energía que produce un sistema de instalación fotovoltaica.

Funcionamiento de los cargadores

En el momento de cargar el coche eléctrico, este debe situarse a una distancia necesaria del cargador y conectarlo al punto de carga. El propio vehículo se comunica con el cargador para seleccionar la potencia necesaria según la batería que incorpora.

En caso de que se instale el cargador en el garaje, puede programarse su funcionamiento de forma automática.

Carga con energía solar

Recargar un vehículo eléctrico aprovechando la electricidad generada por tu propia instalación fotovoltaica en el tejado es totalmente posible en la actualidad. De hecho, es la mejor opción porque se trata de la más sostenible.

Una vez tengas instaladas las placas solares, necesitarás un punto de recarga que esté conectado a tu instalación eléctrica. Cuanta más energía produzcas, mayor autoconsumo tendrás, y podrás utilizar la electricidad generada tanto para tu residencia como para tu vehículo.

Respecto a la cantidad de paneles solares que necesites para cargar tu coche eléctrico, el número puede variar. Esto siempre va a depender de varios factores, como la incidencia del sol, las necesidades eléctricas de la residencia, tu presupuesto, etc. En estos casos, lo mejor es ponerse en contacto con un experto que pueda aconsejarte.

Ventajas de utilizar la energía solar

  1. Actualmente, existen subvenciones para la instalación de sistemas fotovoltaicos. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre las subvenciones de este 2022.
  2. Recargar tu coche eléctrico con tus propios paneles solares es una de las maneras más efectivas de reducir tu factura de la luz.
  3. Si tu consumo es parcial (esto quiere decir que eres productor y consumidor de electricidad) puedes participar en el suministro de la red eléctrica vendiendo tus excedentes.
  4. Al utilizar la energía solar, ya formas parte de la acción climática que tiene como objetivo la eliminación gradual de carbón para 2030. Tu consumo reducirá las emisiones de CO2 que enviamos a la atmósfera.

Si estás interesado en conocer con más profundidad el funcionamiento de las placas solares, te recomendamos que visites nuestra guía solar. Pero si ya has decidido que es la mejor opción para ti, puedes ponerte en contacto con nosotros. En Svea Solar estaremos encantados de ayudarte.


Energía verde y energía renovable, ¿es lo mismo?

07.06.22

Día Mundial del Medioambiente: te damos siete consejos para cuidar del planeta

05.06.22

All Hands 2022: el segundo encuentro de empleados de Svea Solar España

30.05.22
  • Placas solares
  • Calculadora Solar
  • Cargadores de Coches Eléctricos
  • Baterías Solares
  • Blog
  • Prensa
Andalucia logo
International (English) España Sverige Deutschland Nederland België (NL) Belgique (FR)
© 2022 Org. nr 556955-1350+34 965 153 281