Skip to content
Presupuesto Gratuito

¿Cómo funciona un panel solar? ¡Descúbrelo aquí!

Si te atrae la posibilidad de comenzar a generar tu propia energía bien sea en tu vivienda, empresa o en tu comunidad, puede que la energía solar fotovoltaica sea lo que necesitas e incluso más.

Una instalación de autoconsumo significará un gran cambio a nivel social, medioambiental, cultural y económico que implicará una importante inversión a futuro que sin duda modificará positivamente tus patrones de consumo y sobre todo tus finanzas.

Sin embargo, a la hora de tomar la decisión son muchas las dudas que se presentan antes de dar el paso. ¿Quieres saber qué es y cómo funciona un panel solar? En Svea Solar ahora mismo te lo explicamos.

¿Qué es una placa solar?

Las placas solares también son conocidas como paneles solares, celdas solares o placas fotovoltaicas y son dispositivos que permiten aprovechar la radiación del sol y convertirla en electricidad.

Una instalación de paneles solares puede proporcionar energía a grandes empresas, a pequeños hogares, a comunidades de vecinos, a parques y huertos solares, puede iluminar señales de tránsito o abastecer energéticamente al transporte público, sus usos son simplemente ilimitados y su potencia dependerá de la cantidad de placas que tenga la instalación.

¿De qué están hechas las placas solares?

Las celdas solares están compuestas por células fotovoltaicas y están hechas en su mayoría de una capa fina de fósforo y silicio cristalino, un material semiconductor que se corta en pequeños discos para su utilización. Otro material que se utiliza en la fabricación de placas solares es el arseniuro de galio.

Cuando el material semiconductor se expone a la radiación del sol, cada una de estas células libera electrones que luego son canalizados y recolectados con el objetivo de producir electricidad, así es básicamente cómo funcionan las placas solares. Muchas células unidas entre sí, conforman un panel solar.

La protección de estas celdas de silicio es fundamental para el funcionamiento de un panel solar fotovoltaico y por esta razón están cubiertas de una delgada capa de vidrio, unión que se fija con un cemento conductivo térmico para evitar su sobrecalentamiento.

Las células de silicio que se utilizan en la fabricación de las placas solares fotovoltaicas se clasifican en:

  • Células de silicio monocristalino: están compuestas únicamente por cristal de silicio. Son de color azul oscuro uniforme. Los paneles solares monocristalinos suelen ser los más eficientes, pero también son los más costosos.
  • Células de silicio policristalino o multicristalino: están compuestas por un conjunto de cristales de silicio y su color es azul intenso. Los paneles solares policristalino suelen tener un rendimiento inferior a los monocristalino y son recomendables para lugares con temperaturas elevadas.
  • Células de silicio amorfo: son las más económicas, pero son tan eficientes como las células monocristalinas.

¿Cómo funciona un panel solar?

Los paneles solares funcionan permitiendo que los rayos solares o fotones, golpeen electrones libres de átomos generando un flujo de electricidad mediante el aprovechamiento del “efecto fotovoltaico”, descubierto por el físico francés Alexandre Becquerel en 1839.

La placa solar funciona como un circuito eléctrico, en el que cada célula fotovoltaica requiere establecer un campo eléctrico mediante dos cargas, una capa de silicio y fósforo que proporciona la carga negativa y una capa de boro que proporciona la carga positiva. Sin dos cargas opuestas, la generación de electricidad no es posible.

Cuando un fotón de la luz del sol golpea a un electrón libre, el campo eléctrico impulsará ese electrón fue de la unión de silicio y al hacerlo, se inicia una corriente eléctrica que es lo que permite que los electrones sobrantes se muevan de su órbita atómica y sean lanzados hacia el campo eléctrico que generan las placas solares.

Otro componente importante en el funcionamiento de las placas solares son las placas conductoras metálicas que se encuentran a los lados de la célula, éstas recogen los electrones y los transfieren a los cables para que circulen como cualquier otra fuente de electricidad.

A pesar de que el precio de los paneles fotovoltaicos se ha reducido considerablemente desde que se fabricaron las primeras placas solares comerciales, una instalación solar fotovoltaica requiere una inversión importante. Sin embargo, hay que tener presente que es una opción que tiene un buen retorno de inversión y que también los paneles solares, tal y como funcionan, tienen una vida útil de más de 25 años. Durante ese tiempo, si bien su eficiencia suele disminuir alrededor de un 10%, siguen funcionando y por muchísimos años más.

Las placas solares son sin duda alguna, una de las alternativas de autoconsumo eléctrico más sólidas y seguras en la actualidad, además es una tecnología que no ha dejado de evolucionar y los que trabajamos con ella, seguiremos buscando siempre una forma de abaratar los costes y aumentar la eficiencia energética para poder competir con la energía contaminante producida por los combustibles fósiles o la energía nuclear.


En Svea Solar creemos que la transición a la energía solar es necesaria y nos encargamos de hacerla realidad.


Los 7 tipos de energía renovable y sus ventajas

02.08.20

Energía solar en España

02.08.20

Cuida el planeta conociendo la importancia del medio ambiente

02.08.20
Get it on Google PlayDownload on the App Store
International (English) España Sverige Deutschland Nederland België (NL) Belgique (FR)
© 2020 Org. nr 556955-1350