Skip to content
Presupuesto Gratuito

Impuesto al sol: descubre qué es y por qué ya no te afecta

Si estás familiarizado con el tema de las energías renovables en España, es probable que hayas escuchado alguna vez sobre el impuesto al sol, pero si es algo nuevo para ti y estás pensando invertir en una instalación fotovoltaica no te preocupes, que hoy en Svea Solar, vamos a explicarte en qué consistía y las razones por las que fue derogado.

¿Qué es el impuesto al sol?


En octubre del 2015 la transición que había iniciado España hacia el uso de la energía de autoconsumo sufrió un retroceso, a causa de un decreto que estableció el pago de impuestos a aquellos consumidores que produjeran su propia energía por medio de placas solares de autoconsumo.


El impuesto al sol, como se le llamó coloquialmente, se definió como un “peaje de respaldo” previsto para cubrir los costes de distribución y mantenimiento de la red eléctrica general.


¿Debía ser pagado por todos sus usuarios? No por todos. Estas son las instalaciones de paneles solares que estaban exentas:

  • Instalaciones de autoconsumo aisladas
  • Instalaciones que produjeran menos de 10kW de potencia
  • Instalaciones ubicadas en Canarias, Ceuta y Melilla
  • Instalaciones de cogeneración y frenado de frenes


A pesar de estas excepciones y a razón de la falta de incentivos, España fue de los primeros lugares en el ranking europeo de instalaciones de autoconsumo durante los años que estuvo vigente el impuesto del sol.

Derogación del impuesto


Tras tres años de polémicas y controversias, el impuesto al sol fue derogado finalmente el 5 de octubre de 2018. Para estimular las instalaciones e inversiones de placas solares de autoconsumo, se realizaron también las siguientes reformas:

  • Eliminación del contador de generación en instalaciones sin vertido.
  • Compensación para pequeños consumidores, por la energía vertida a la red eléctrica.
  • Posibilidad de conectarse a una misma instalación por parte de varias personas.
  • Pequeñas instalaciones e instalaciones no conectadas a la red están exentas de pedir permisos a la compañía eléctrica.
  • Reducción del precio de las multas por no cumplir los requisitos de instalación.

¿Por qué hay impuestos sobre placas solares?

El impuesto a las placas solares se creó para asegurar el derecho de conexión por parte de los consumidores y para pagar el uso de la energía que los paneles fotovoltaicos no fueran capaces de generar. Se dice que esta tasa también se creó para anular la deuda del Gobierno con los productores de energía solar y solventar la deuda con las distribuidoras.


La normativa del impuesto al sol exigía a las instalaciones que produjeran más de 100kW de potencia y que tuvieran baterías de acumulación para conservar la energía producida, que aparte del abono del impuesto correspondiente, también se comprometieran a volcar su excedente de energía en la red, sin recibir compensaciones por ello.


Gracias a este decreto, los productores de energía de autoconsumo pagaban un coste por la instalación fotovoltaica, por producir su propia energía y también por consumirla, no importando que utilizaran incluso menos potencia que muchos de los usuarios.


Resulta claro por qué dejó de ser llamativa y rentable la instalación de placas solares de autoconsumo en viviendas o empresas.

¿Cómo influye el impuesto al sol sobre el autoconsumo eléctrico?

Las repercusiones negativas que tuvo la implementación del impuesto al sol en España sobre el autoconsumo eléctrico no se hicieron esperar y ocasionaron que, después de haber sido uno de los países pioneros en Europa en implementar la energía fotovoltaica, este quedara relegado en esta materia.


Otros factores que contribuyeron con esta desaceleración fueron la falta de retorno económico por la generación de energía limpia en la red y las dificultades legales y burocráticas a la hora de realizar las instalaciones fotovoltaicas.

¿Volverá a haber un nuevo impuesto al sol?

Gracias a la derogación del impuesto al sol en 2018 y al apoyo del pacto europeo ejercido por el Parlamento, la Comisión y el Consejo de la UE, no podrá haber recargos en aquellas personas, comunidades de vecinos, cooperativas, empresas e instituciones que quieran producir energía para su autoconsumo, venderla, almacenarla o verterla a la red de distribución eléctrica, independientemente de la potencia que tengan instalada.


Al menos hasta el 2026, año en el que los países europeos deben hacer una revisión sobre qué hacer con los recargos, no se estima que se creen nuevos impuestos sobre las instalaciones fotovoltaicas y si hubiera un cambio, las condiciones para su aplicación son exigentes y aplicarían sólo si se demuestra que hay un impacto negativo sobre el sistema eléctrico a causa de la exención de los peajes o si el autoconsumo superara el 8% del mercado.


Cabe destacar que la normativa que rige las placas solares en España sigue estando sujeta a modificaciones, pero con las regulaciones que favorecen el autoconsumo en toda Europa, un nuevo impuesto al sol es poco probable, por lo que el futuro de la energía solar en España está garantizado.


Si deseas invertir en una instalación de placas solares para tu vivienda, comunidad, granja o empresa, en Svea Solar te asesoramos y te acompañamos hasta la puesta en funcionamiento de tus paneles solares. La transición a la energía renovable es necesaria y nosotros nos encargamos de hacerla realidad. ¡Únete al cambio!


Ahorra con el autoconsumo. ¡Descubre sus ventajas!

26.07.20

Mantenimiento de las placas solares, todo lo que hay que saber

19.07.20

Subvenciones para placas solares en España: ¡ahorra sobre tu consumo!

19.07.20
Get it on Google PlayDownload on the App Store
International (English) España Sverige Deutschland Nederland België (NL) Belgique (FR)
© 2020 Org. nr 556955-1350