Skip to content
Presupuesto Gratuito

Tipos de paneles solares: escoge tu mejor opción

Actualmente, el desconocimiento sobre el sector y la gran cantidad de desinformación que podemos encontrar ahí fuera provocan dudas y una larga lista de preguntas que se quedan sin responder.

En Svea Solar contamos con expertos que te ayudan a contrastar la información y a ayudarte en todo el proceso, desde la decisión de instalar placas solares hasta el momento en que comienzas a formar parte del cambio.

¿Cuántos tipos de paneles solares existen?

La tecnología avanza y la energía solar es cada vez más conocida por sus resultados altamente satisfactorios. Cuando hablamos de tipos de paneles solares, principalmente debemos clasificarlos según su uso, es decir, pueden generar electricidad, calentar agua o, en algunos casos, ambas cosas.

Una vez tengamos clara esta diferenciación, podemos hablar de tres grandes categorías:

  • Paneles solares térmicos
  • Paneles solares fotovoltaicos
  • Paneles solares híbridos

Cada uno de ellos, a su vez, se divide en varias subcategorías.

Tipos de placas solares térmicas y sus características

Los paneles solares térmicos, también conocidos como captadores solares, aprovechan la radiación del Sol y la transforman en energía térmica con el fin de proporcionar calefacción y agua caliente.

¿Cómo funcionan? El Sol, que incide sobre el panel, calienta un fluido muy rápidamente que circula por debajo del captador a través de unos tubos. El fluido que se calienta y el agua que utilizamos gracias a estos paneles nunca llegan a mezclarse, puesto que discurren por diferentes sistemas.

La energía solar térmica es una de las más eficientes, ya que puede producir agua caliente incluso en las horas en las que la incidencia del Sol es menor.

Este tipo de placas solares puede utilizarse tanto para el autoconsumo como para industrias de gran envergadura, ofreciendo agua caliente como suministro de calefacción, climatización de piscinas o creación de vapor, entre otros usos.

Dentro de los paneles solares térmicos encontramos cuatro grupos:

Colectores de baja temperatura o captador solar plano sin protección

Se utilizan, principalmente, para el autoconsumo debido a que alcanzan temperaturas de hasta los 50ºC.Con ellos se puede obtener agua caliente sanitaria y calefacción.

Colectores de media temperatura

Con estos paneles solares se pueden alcanzar los 90ºC. La única diferencia con los anteriores es que los colectores de media temperatura cuentan con una cubierta transparente que evita la pérdida de calor.

Colectores de alta temperatura

Los colectores de alta temperatura pasan a ser de un nivel industrial. Esto se debe a que este tipo de paneles solares térmicos cuentan con una cubierta más entre la anterior y el convertidor, lo que genera un vacío que permite llegar hasta los 150ºC. Se utilizan, principalmente, en la producción de vapor para accionar turbinas, cuyo movimiento genera electricidad.

Colectores de tubo vacío

Estos paneles solares térmicos se diferencian del resto en cuanto a funcionamiento y forma. A través de unos tubos individuales que previamente se han vaciado e introducido una tubería, circula el fluido calo-portador. Se caracterizan por un gran rendimiento, aunque también por ser costosos debido a su fabricación compleja y por ser menos comunes.

Sin embargo, los paneles solares térmicos no dejan de ser una buena opción y solución a las necesidades de agua caliente y calefacción en los hogares.

Tipos de placas solares híbridas y sus características

Los paneles solares híbridos son capaces de generar, simultáneamente, electricidad y calor. Esto se debe a la capacidad de aprovechamiento de todo el espectro de luz. Así, con este tipo de paneles podemos conseguir electricidad, agua caliente sanitaria e incluso calefacción.

La evolución tecnológica de este tipo de placas solares se ha visto beneficiada en los últimos años y, aunque son las menos conocidas, producen más energía por superficie que ambas energías por separado.

Dentro de los paneles solares híbridos podemos encontrar tres:

  • De generación 0: formado por el modelo fotovoltaico y un absorbedor de calor sin aislamiento en ninguna de las caras.
  • De 1ª generación: conserva el calor y evita la mayor parte de las pérdidas gracias a la incorporación de una cubierta trasera. Su rendimiento aumenta en la parte eléctrica, por lo que es una buena opción en lugares calurosos.
  • De 2ª generación: en estos paneles se añade una cubierta frontal que minimiza todavía más las pérdidas de calor.

Los paneles solares híbridos son una gran opción en edificios, viviendas o industrias con altas demandas energéticas y poco espacio en cubierta, puesto que no ocupan tanto espacio como otro tipo de placas solares.

Tipos de placas solares fotovoltaicas y sus características

Tal vez, los más conocidos. Los paneles solares fotovoltaicos se caracterizan por transformar la energía solar en electricidad a través de un proceso conocido como efecto fotoeléctrico. Estos módulos solares se componen por una serie de celdas fotovoltaicas de silicios conectadas entre sí, encapsuladas y enmarcadas para su uso posterior.

La principal diferencia entre los diferentes tipos de placas fotovoltaicas es la pureza del silicio utilizado. Cuanto más puro el silicio, mejor alineadas sus moléculas y, por tanto, su función como conversores energía-electricidad es mucho más eficiente.

Actualmente, este tipo de paneles solares son los más comunes del mercado. Gracias a los avances tecnológicos que han facilitado una reducción de sus precios, se han convertido en la mejor solución a la hora de elegir una fuente de energía alternativa en viviendas unifamiliares, empresas, hospitales, universidades, comercios, edificios y transporte público. En Svea Solar te contamos todas sus ventajas e inconvenientes.

Dentro de los paneles solares fotovoltaicos podemos encontrar tres subcategorías:

  • Según su tecnología
  • Según su potencia pico
  • Según su dimensión
Según su tecnología: placas solares monocristalinas

A primera vista, podemos distinguirlas por su color oscuro (negro) y por sus esquinas redondeadas. Se emplean, principalmente, para producir energía solar en los hogares y se adaptan perfectamente a nuestro clima español, ya que son capaces de generar energía con cantidades mínimas de luz solar.

Su coste puede superar el de las placas solares policristalinas y amorfas debido a que su fabricación es algo más compleja. Se componen de cristal y conservan un 80% de su eficiencia 25 años después de su instalación.

Según su tecnología: placas solares policristalinas

Aunque comparten color con las placas solares monocristalinas, se caracterizan por una menor eficiencia. Este tipo de celdas pueden encontrarse en granjas y plantas industriales debido a su gran espacio.

Su coste es ligeramente más económico respecto a las anteriores, ya que son más fáciles de fabricar. Tienen varios cristales por cada celda y una eficiencia del 80% transcurridos 25 años desde su instalación.

Según su tecnología: placas solares de lámina delgada

Las placas solares de lámina delgada se componen de una textura flexible que puede utilizarse en superficies redondeadas.

Su coste es todavía más económico si las comparamos con las cristalinas. Se componen de una delgada capa de silicio que se aplica sobre metal, vidrio, silicio o plástico y, a diferencia de las placas cristalinas, las temperaturas altas no afectan demasiado a las placas de lámina delgada. Sin embargo, la vida útil de este tipo de paneles solares es menor que la vida útil de las cristalinas.

Según su potencia pico

¿Y esto qué significa? La potencia de una placa solar hace referencia a la capacidad de ésta de generar energía fotovoltaica en condiciones óptimas. Se expresa, pues, en vatios pico (Wp).

Las más comunes en uso residencial son de 370Wp, 380Wp, 400Wp, 420Wp, 450Wp, 470Wp, etc.

Según su dimensión

En función del tamaño, existen dos tipos de placas solares fotovoltaicas:

  • Módulos de 60 celdas
  • Módulos de 72 celdas

En los hogares, los módulos instalados suelen ser de 60 celdas, mientras que a nivel industrial, se necesitan placas de 72 celdas debido a un mayor consumo.

La energía del futuro

Poco a poco, la energía solar fotovoltaica se está convirtiendo en una de las opciones más elegidas por aquellos quienes quieren formar parte del cambio hacia un planeta más verde y limpio. No solo se trata de una solución a la reducción de las emisiones de gases el efecto invernadero, sino también se trata de la energía más abundante en la Tierra, por lo que puede abastecer más energía de la que jamás consumiremos en todo el Planeta.

El avance tecnológico de los últimos años ha hecho posible una mejora en los modelos de las placas solares, puesto que ya son más ligeros y compactos y eso optimiza los costes de producción y transporte, a la par que aumenta su eficiencia. De hecho, la flexibilidad de estos materiales hace posible su integración tanto en ropa como en accesorios.

Elige tu mejor opción

En el artículo anterior ya mencionamos las mejores fuentes de energía para el autoconsumo, pero deben tenerse en cuenta una serie de factores para poder cubrir todas tus necesidades con éxito. Es por ello que en Svea Solar siempre estamos disponibles para atenderte y contamos con expertos que puedan evaluar tu caso y aconsejarte a la hora de elegir tu mejor opción.


Estas son las mejores fuentes de energía para el autoconsumo

14.05.22

¿Vives en Valencia y quieres instalar placas solares? ¡Estás de suerte!

13.05.22

Ventajas y desventajas de la energía solar fotovoltaica

26.04.22
  • Placas solares
  • Calculadora Solar
  • Cargadores de Coches Eléctricos
  • Baterías Solares
  • Blog
  • Prensa
Andalucia logo
International (English) España Sverige Deutschland Nederland België (NL) Belgique (FR)
© 2022 Org. nr 556955-1350+34 965 153 281